La hermeticidad es clave para conseguir máxima eficiencia energética

esepe&CO es una compañía que desarrolla edificios de obra nueva, profundamente comprometida con la eficiencia energética. Es nuestro objetivo que los propietarios de las viviendas que construimos disfruten del máximo confort térmico con el mínimo consumo de electricidad. Son 5 los pilares de la eficiencia energética: hermeticidad, aislamientos, puentes térmicos, carpintería y ventilación. Hoy abordamos el primero de ellos: la hermeticidad.

¿Qué es la hermeticidad?
Según el diccionario de la RAE, “hermético” significa que “cierra perfectamente de modo que no deja pasar el aire ni el líquido”.

En lo que a construcción se refiere, la hermeticidad consiste en garantizar el sellado de los agujeros que aparecen en “toda la “piel” del edificio, con el objetivo de que el calor del interior de las viviendas no se escape hacia el exterior, en invierno, a través de posibles microperforaciones.

El concepto de hermeticidad de una construcción se entiende mejor con la metáfora de la bolsa de agua. Si asimilamos el confort térmico de una vivienda, al agua que contiene la bolsa, cuantos menos agujeros y microporos tenga el plástico, -es decir, cuantas menos fisuras por donde salga el agua- más hermética es la bolsa y conservaremos la cantidad de agua introducida, sin tener pérdidas. Lo mismo aplica a los edificios.

¿Cómo se consigue la hermeticidad en la construcción?
La clave de la hermeticidad es prestar especial atención a las uniones de los distintos materiales constructivos, lo cual es necesario en dos aspectos principales:

• El primero de ellos tiene que ver con la fase de diseño, durante la que es muy importante identificar todos los puntos conflictivos y darles solución desde un punto de vista teórico. Así, en el momento de ejecutar la obra, será más fácil garantizar la hermeticidad del edificio.

• El segundo aspecto tiene que ver con las características de los materiales. El concepto de hermeticidad tiene que ser permanente, es decir, su durabilidad tiene que ser a muy largo plazo, un periodo de tiempo similar a la vida útil del edificio.

Para conseguirlo, nuestros procesos de construcción son especialmente cuidadosos en este sentido, puesto que realizamos distintas comprobaciones para asegurarnos que la hermeticidad de las viviendas esepe&CO alcanza los objetivos marcados. Por ejemplo, realizamos una prueba denominada Test Blower Door, que consiste en introducir humo en la vivienda y observar si éste consigue salir al exterior. Así se detectan posibles microfisuras a las que daremos solución -en caso de que aparezcan- antes de dar por terminada la construcción de la vivienda.

Todas nuestras viviendas de obra nueva tienen clasificación energética A, son sostenibles y saludables. En futuros artículos seguiremos hablando de los pilares de nuestra metodología de construcción para conseguirlo.

c. Xaloc 9 08917 Badalona

674 362 998

comercial@esepegrup.com

Acepto la Política de privacidad y los Términos de servicio.